fbpx

Recetas Ayurveda

Kimchi de repollo: el probiótico coreano

A traves del proceso de fermentación, se puede elaborar este plato coreano, y que al ser un pro-biótico, aporta bacterias saludables que ayudan en la digestión y preservación del alimento, además de mejorar el sistema inmunitario.

El kimchi es un fermento típico de Corea, tanto del Norte como del Sur. La forma de prepararlo es muy variada y se asemeja bastante al chucrut, pero tiene algunas diferencias. Una de ellas, es que primero el repollo se remoja al igual que el resto de las verduras. Se la prepara en una salmuera ( agua con elevada concentración de sal) y se la deja en remojo por varias horas para que las verduras se ablanden rápidamente. Pasado en un determinado tiempo, se saca de esta salmuera fuerte, y se prepara un agua con sal con concentraciones adecuadas para que el proceso de fermentación tenga lugar. 

Se prepara fermentando col china, rabanitos, nabos, colinabo, cebollitas de verdeo y otras verduras gruesas. Como este plato es muy variado, hay quiénes le agregan mariscos y salsas fermentadas de pescado, y además resulta muy rico si se le agregan especias como jengibre, ajo, pimienta y demás. 

Este alimento es considerado el Plato Nacional de Corea y se consume en abundantes cantidades. Pero no es el único país que lo consume en abundancia: en Japón también es un plato acompañante muy habitual, y de hecho se pelean el orígen del Kimchi con Corea. 

Hecha esta pequeña introducción, les comparto la receta, igual ya saben que es muy variado, así que pueden probar con distintas verduras y degustar sus "propios" Kimchi. Entonces, sean creativos y agreguen los ingredientes que más les gusten y jueguen con las especias, según el gusto que tengas. La receta es a ojo, así que puedes ponerte creativo¡

Ingredientes

Sal marina

Medio kilo de repollo

1 puñado de rabanitos

1 ó 2 zanahorias

2 cebollas y/o puerros

1 cebollita de verdeo

1 remolacha

1 puñado de repollitos de bruselas

3 dientes de ajo

1 aji picante (o más¡¡)

2 cucharadas de jengibre rallado

1 cucharadita de pimienta

 

Modo de preparación

Lo primero que se debe hacer es preparar la salmuera. Hay que prepararla en razón de 1 litro de agua filtrada por 4 cucharadas soperas de sal marina o rosada (no usar la sal de mesa).

Luego, corta todas las verduras en trozos medianos y sumergelas en la salmuera fuerte (que comenté más arriba. Sólo tendrás que añadirle algunas cucharadas más de sal). Debes colocarlas de tal manera que queden totalmente cubiertas por la salmuera. Dejalas por 12 horas

Prepara los condimentos que hallas elegido agregarle: el jengibre, pimienta, eneldo, comino, alcaravea, aji, etc

Saca las verduras de la salmuera, y aclaralas con un poco de agua. Luego mezcla todos los ingredientes y agregalos a una vasija de 1 litro de capacidad de vidrio. Presiona con fuerza los vegetales para que queden lo más al fondo posible, y queden completamente cubiertos por la salmuera. Recuerda ponerle algun peso, para que las verduras queden totalmente tapadas por el agua con sal. A su vez, cubrelo con una tela porosa que permita entrada y salida de aire, pero no de insectos y polvo. 

Ahora sí, toca esperar alrededor de una semana. Lo puedes ir probando y frenar el proceso de fermentación cuando alcance el sabor deseado. Recuerda que cuánto más tiempo lo dejes fermentar, adquirirá un sabor más ácido. Cuándo decidas que el gusto es adecuado, lo puedes colocar en la heladera (de esta manera se frena el proceso de fermentación) y puedes ingerirlo como acompañamiento de tu comida habitual. 

 

Recuerda de enviarme tus fotos si haces esta receta¡¡¡

 

©   Derechos reservados - Sitemap -  Pymesign diseño web